DISFRUTANDO LO QUE LA VIDA ME DA

CUANDO NO ESTÁS DONDE QUERRÍAS

¿Alguna vez has estado en una situación en la que  tenías que hacer algo que realmente no te llenaba?. Sí, a mí también me ha pasado. La última vez este fin de semana. Tenía que trabajar fuera de mi casa, lejos de mi familia . Tenía que trabajar en algo que, si bien es lo que me da de comer,no me llena completamente. Sumando la distancia y el cansancio a realizar una labor que no me apasiona mi nivel energético estaba bajo, me sentía cansada,algo triste y molesta.

Yo me había dejado arrastrar por mis circunstancias, por lo que me rodeaba, no había puesto límites y me había abandonado al deber sin tenerme en cuenta. Al hacerme consciente de esto, de que cada vez me sentía peor y más desanimada, decidí hacer un cambio; disfrutar de lo que la vida me da.

HACIENDO TRUCOS DE MAGIA A NUESTRA MENTE

Así que antes de ponerme a trabajar decidí, cambiar el rato de desayuno con los compis por salir a correr, generar una cantidad de endorfinas suficiente para mi día. Disfrutar de la carrera frente al mar, disfrutar del amanecer que iluminaba las olas que iban conquistado la orilla y aumentando mi energía.

Esta pequeña acción  género endorfinas suficientes para el resto del día. Al sentirte mejor veía todo de otra manera y me permitía disfrutar también de mi trabajo.¿ Cómo podía hacer esto?

Fácil, busqué algo en lo que hacía que estuviera alineado con mis valores. Me di cuenta de que el trabajo que estaba realizando iba a mejorar la vida a otros. Esto relacionaba mi trabajo con mi  valor de ser útil.

Cuando tenemos que hacer algo que no nos llena, nuestra energía empieza a disminuir  y le enviamos al cerebro el siguiente mensaje ” esto no me da placer”. Nuestro perfecto cerebro empieza a hacer su trabajo,ahorra energía ya que la labor no es de interés.

Pero cuando nos encontramos en  una situación que no es la soñada podemos hacer un truco de magia con nuestro cerebro; buscar algo en esa situación que esté relacionado con alguno de nuestros valores.

Pero yo quería más, no solo pasar el día de trabajo sin pena ni gloria. Yo sabía que el cerebro se estimula con objetivos retadores que puedan cumplirse. Así que  planeé  cosas que me apasionaran para el rato libre que iba a tener antes del viaje de vuelta a casa. Si terminaba el trabajo a tiempo podría hacerlo .

Y aquí estoy, dictando este texto a mi teléfono, después de haber corrido por el paseo marítimo,  mientras disfruto de otro de mis placeres, beber una cerveza bien fría sentada en la playa viendo el mar. Ojalá pudiera compartir en este post los sonidos que escucho y los olores que me llegan pero, de momento, como internet no ha llegado a tanto os pongo una foto.

Así que el fin de semana de trabajo me ha dado la oportunidad, no sólo de volver cargada de endorfinas, sino de volver a recordar que de mi depende disfrutar lo que la vida me da.

Hoy es un día especial, la naturaleza me regala toda su belleza, la vida me hace darme cuenta de que se puede llegar a ser quién quieres a partir de quién eres y me recuerda qué hay gente maravillosa en nuestra vida que son un regalo. Hoy celebro con alegría que hace 3 años conocí a una maravillosa persona con la que he aprendido mucho y cuyo apoyo, sin duda, ha acelerado ” mi despertar”.

Dedico este post y foto ,con agradecimiento, a todos y todas los que me habéis enseñado cosas. Y a todos y todas los que en ocasiones hacéis algo que no queréis y eso os hace sentiros mal.

RECORDAD que podéis hacer un truco de magia a vuestra mente. Y hacer aquello que no os llena realmente  sintiéndoos plenamente satisfechos. BUSCAD UN VALOR QUE SE ENCUENTRE EN LA ACCIÓN Y GENERAR ALGUNA ACTIVIDAD QUE OS GENERE ENDORFINAS, si para encontrar tiempo para hacer esto debéis poner LIMITES HACEDLO, el resultado valdrá la pena para vosotros y los demás.

2 opiniones en “DISFRUTANDO LO QUE LA VIDA ME DA”

  1. Me encanta tu primera entrada en el blog! Y me gusta especialmente porque te conozco y también porque al final toda la teoría tiene que trasladarse a la práctica y nada mejor que verlo con ejemplos de situaciones reales.
    Historias, personas y ejemplos reales. Un ejemplo, una inspiración!!. No sueltes el boli…, digo…, Sigue dándole a las teclas, jajajaja!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *